Todo consiste en Energía. Los Pensamientos son Energía. Toda Materia Física es un Pensamiento Manifestado. Los Kumaras
La Mente, el Poder de Dios. Creatividad. Parte I.
La Mente, el Poder de Dios. Creatividad. Parte I.

La Mente, el Poder de Dios. Creatividad. Parte I.

La Energía Pensamiento es el Regalo que nos ha dado Dios.

A modo de recordatorio, una breve definición ¿qué es la Energía-Pensamiento?

Energía-pensamiento, es la energía que lleva asociado una información, y es emitida por Dios y el pensamiento Humano capta para manifestarlo y co-crear una realidad, desde el corazón, en fusión, unión y/o conexión con el Uno, es decir, en unión con el entorno, los sistemas que le rodea y, por supuesto, nuestro planeta.

Dios, para mí, es la energía de fusión que TODO LO UNE, hace que TODO SEA UNO y la vida se manifieste en su máximo esplendor y optimización. Es la energía del Amor, que encuentra la mejor Verdad de cada instante y proyección para manifestarse.

La Energía Pensamiento es el Regalo que nos ha dado Dios.

Dios, nos dio el Libre Albedrío, La Mente, que es lo que nos diferencia del resto de conciencias del planeta, resto de animales, para que nosotros creáramos el mundo que nosotros quisiéramos o deseáramos.

En vez de coger nuestro poder y nuestra responsabilidad y crear un mundo libre, pacífico y maravilloso a través del libre albedrío del poder de nuestra mente, hemos cedido ese poder aquellos que saben esta verdad, y crean nuestra realidad.

Entonces, ¿cuál es nuestro poder? ¿Qué hemos venido hacer aquí con nuestra alma, con nuestro espíritu y algunos con un Espíritu Santo o Jugadores de la Luz?

Recordad nuestro poder y aplicarlo, de esta forma, recordarle al resto de la humanidad, que como Seres Humanos tenemos el Poder de Dios, el Poder de la Creación, mediante nuestra mente, que se le otorgó el libre albedrío para co-crear (COrazón-CREAR), y ya está, que fácil, ¿verdad?

Coger nuestra responsabilidad es tomar el poder que Dios nos dio. Coger nuestra responsabilidad es educar nuestra mente para crear igual que Dios, una realidad armoniosa con el resto de seres, humanos y no humanos, con nuestros ecosistemas, sistemas y por supuesto planeta.

La verdad es el poder que Dios nos dio es el poder de la mente, el poder del libre pensamiento, el poder de pensar y co-crear o pensar y manifestar una realidad libre de juicios que genera vida en armonía con todo, a partir de la Sintropía y no de la Entropía.

La entropía es cuando cedemos el pensamiento, se lo damos a otros y entramos en degeneración, creando desorden en la vida, es decir, manifestamos desorden en nuestro entorno, en nuestros sistemas, y como consecuencia, en la suma de todos ellos que es nuestro planeta.

Cuando vivimos en entropía, no somos responsables de nuestros pensamientos y como consecuencia no somos dueños de nuestro mundo, somos meros generadores de los pensamientos de otros, perdiendo o cediendo nuestro poder de co-crear o manifestar lo que es mejor para nosotros mismos y nuestro entorno. Perdemos el poder del libre pensamiento, perdemos el poder de Dios, entrando en guerra con nosotros mismos, que como consecuencia se refleja en el exterior; tales como, conflictos en relaciones de pareja, familia, con vecinos, comunidades, países, etc…Somos enemigos de nosotros mismos, por ende, somos enemigos de los demás, nuestro entorno se vuelve hostil, y tan solo porque nos hemos desconectado de nuestro poder interior, nuestro poder creador, el poder de Dios.

La sintropía es lo contrario, es cuando tomamos nuestra responsabilidad de lo que pienso, de nuestro poder de pensamiento y genero creación con la vida, entonces manifiesto orden en pareja, familia, … con el entorno, y por supuesto con el planeta, y como consecuencia conservo el entorno, nuestro sistema y por supuesto, la suma de todo ellos que es nuestro planeta.

La diferencia entre unos y otros pensamientos, que genera entropía o sintropía.

  • Se me ocurre que la primera diferencia es que cuando pensamos en entropía nuestros pensamientos solo se quedan en la Mente y el Ego, vivimos separados del resto de la humanidad y, por supuesto, del resto de seres. Cuando estamos en sintropía nuestros pensamientos pasan por el corazón, manifestamos (hacemos fiesta con la manos) nuestra verdad, y esta al ser un pensamiento con sentimiento es una manifestación del Uno, una manifestación de Dios. Recordamos brevemente que sentir la vida es un Don también otorgado por Dios, sentir es uno de los lenguajes de Dios afortunadamente, y sentir tan solo se puede hacer desde el Corazón.

La Mente puede engañar al Ego, a nuestro corazón, no. Por esto:

La verdadera magia de la manifestación se produce cuando la Mente y el Corazón se conectan para crear nuestra realidad, que nos fusiona al Uno.

  • Segundo se me ocurre que en la entropía, no me hago cargo de la basura metal, de mis pensamientos basura, es más estos pensamientos repetitivos que algunos pasan de generación en generación convirtiéndose en patrones de conducta y estos pensamientos los heredo como verdades absolutas, e incluso me creo que es La Verdad, cuando en realidad es un pensamiento repetitivo producido como consecuencia de un juicio, decreto de autodefensa o desvalorización, y llega a degenerarse y como consecuencia degenerar el entorno, el sistema y el planeta. En la sintropía, me hago cargo y responsable de mi basura metal, de mis pensamientos basura, es más a esto le saco lo mejor, esta capacidad de transformar la basura en recurso, en materia prima. Estos pensamientos se convierte cada día en nuevas verdades y nuevas oportunidades de creación y generación del entorno, el sistema y por supuesto el planeta. Aquí la verdad cambia continuamente, cambia con la energía propia del momento, siempre está actualizada la verdadn en función de la información de la energía-pensamiento, como la propia energía o Dios.

Recordad, que en el universo no hay basura, ni en nuestro planeta, la basura es un invento humano y solo la generamos humanidad, como consecuencia de nuestra irresponsabilidad a la hora de crear. Aunque suena duro y difícil de aceptar, “la basura física es proporcional a nuestra basura mental”.

La verdad, no se hereda de generación en generación, al contrario ya nacemos con ella, está asociada a nuestra alma y sus experiencias, la verdad pertenece al espíritu, por eso hay tantas verdades como almas y experiencias de estas almas. La verdad es un pensamiento espiritual que te conecta con todo, es decir, con Dios. Por esto, la verdad es sintropía, son pensamientos creados con el corazón, pensamientos manifestados, estos solo manifiestan unión, fusión, con todo lo que nos rodea, el entorno, los sistemas, el planeta y el universo.

Cualquier verdad, que separa del resto de los humanos, entorno o sistemas es una No Verdad, es un pensamiento heredado que es entropía, es decir, es un pensamiento degenerativo o bloqueador de la vida.

La verdad, es aquel pensamiento que pasa por el corazón, es cuando la mente y el corazón conectan y trabajan juntos, es el pensamiento manifestado en el juego de la unidad, del UNO.

Autora: Susana Castilla González, canalizado 30-11-2021

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *